Los alimentos procesados contienen grandes cantidades de químicos. (Foto: El Universal)

5 ingredientes que están en tu comida y te hacen mal

Los alimentos frescos conservan sus propiedades nutricionales
Abigail Gómez |El Universal
17 Agosto, 2018 | 09:00 hrs.

El estilo de vida actual se caracteriza por hábitos poco saludables en la alimentación. La falta de tiempo orilla a las personas a consumir una gran cantidad de alimentos procesados, algo que tiene efectos negativos en su salud.

A pesar de los pendientes y de lo difícil que pueda parecer Valeria Lozanocoach en hábitos de vida, asegura que debemos darnos tiempo para comprar y consumir alimentos frescos ya que los alimentos procesados contiene una gran cantidad de sustancias dañinas.

La especialista nos habla de los aditivos más peligrosos de los alimentos procesados y de las consecuencias que tiene su consumo en el organismo.

1. Glutamato monosódico

La sal que el cuerpo necesita para realizar sus funciones es la sal natural, como la que se extrae del mar. Esta es la sal con la que se aderezan las comidas frescas pero los alimentos procesados suelen utilizar algo llamado glutamato monosódico que es un tipo de sal pero creada de manera artificial.

Este aditivo puede causar dolores de cabeza, migrañas, espasmos musculares, náusea, alergias, anafilaxis, ataques epilépticos, depresión e irregularidades cardiacas y otros problemas graves de salud.

glutamato_monosodico.jpg

2. Jarabe de maíz

Se encuentran en 85% de los productos que venden en el súper y puede aparecer con otras decenas de nombres diferentes. Parece que se trata de algo saludable y natural por ser “de maíz”; sin embargo, en realidad se trata de un aditivo que pasa por un largo proceso químico en el que pierde todas sus propiedades.

El jarabe de maíz es utilizado debido a su bajo costo de producción y a que confiere un sabor sumamente dulce a los alimentos. Se trata de una sustancia que no existe en la naturaleza y que el cuerpo no puede procesar por lo que se almacena como grasa daña en gran medida el hígado pues este hace un gran esfuerzo para tratar de metabolizar el jarabe.

jarabe_de_maiz.jpg

3. Harina refinada

Las harinas refinadas son  más finas y blancas que la harina tradicional. Esto se logra mediante un proceso que elimina la fibra del cereal, dejando únicamente el almidón. Las harinas refinadas tienen nulo valor nutricional y pueden traer serios problemas de salud.

La experta en alimentación explica que, al no tener fibra, esta harina forma bolas de engrudo en el tracto intestinal que causan problemas de digestión. “Dificultan el avance del alimento, congestionan el intestino y causan las mayoría de los problemas digestivos que existen en la actualidad”, agrega Lozano.

harina_refinada_1.jpg

4. Conservadores

Los conservadores se utilizan para que los alimentos duren más pero al hacerlo se convierten en “alimentos muertos” ya que sólo así pueden durar largos periodos de tiempo. “Son alimentos muertos porque ya no contienen la información que nutre a nuestro cuerpo. Ingerirlos es como poner basura en nuestro cuerpo, porque en realidad no nutren nada y sí contienen sustancias tóxicas.

conservadores_artificiales_0.jpg

5. Colorantes artificiales

Los colorantes artificiales son sumamente dañinos sobre todo para los menores. Estos colorantes son muy utilizados en productos dirigidos a este sector pues los colores vibrantes atraen a los niños e incitan el consumo.

Por desgracia sus consecuencias pueden ser muy serias ya que los colorantes son creados con derivados del petróleo que aceleran y estimulan el cerebro del niño lo cual desencadena problemas como hiperactividad o trastorno de déficit de atención (TDA).

Niños con problemas de conducta pueden estar siendo estimulados por el consumo de alimentos con altas dosis de edulcorantes. Algunos de los más peligrosos son el rojo 40, el azul 1 y  amarillo 5.

colorantes_artificuakes_0.jpg

QUÉ DICEN LOS USUARIOS