Cuando al cuerpo le faltan líquidos, uno de los primeros signos en presentarse es la sensación de fatiga. (Foto: Especial)

4 formas de evitar la fatiga, según Harvard

Estas estrategias ayudan a reponer los niveles de energía en disminución
Redacción | El Universal
18 Octubre, 2018 | 09:00 hrs.

La fatiga puede afectar el rendimiento académico y laboral de una persona, especialmente cuando el organismo está envejeciendo. Y aunque es imposible superar todos los aspectos de la pérdida de energía relacionada con la edad, hay formas de ayudar al cuerpo a producirla, de acuerdo con la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.

Las estrategias más comunes para ayudar a producir más adenosina trifosfato, encargada de almacenar y distribuir energía a las células, y, por tanto, reponer los niveles de energía son:

1. Realizar pequeñas comidas

Si bien comer grandes cantidades de alimentos puede proporcionar mayores niveles de energía, también incrementa el riesgo de aumento de peso. “Las comidas abundantes hacen que los niveles de insulina aumenten, lo que a su vez disminuye rápidamente el azúcar en la sangre, causando la sensación de fatiga”.

Por ello, cuando la falta de energía es un problema, lo ideal es optar por el consumo de pequeñas comidas y bocadillos cada pocas horas, especialmente de ácidos grasos y proteínas de carnes magras, como pollo y pavo, y pescados grasos, como salmón y atún.

fatiga1.jpg

2. Beber suficiente agua

Cuando al cuerpo le faltan líquidos, uno de los primeros signos en presentarse es la sensación de fatiga. Las necesidades individuales varían, pero la institución recomienda a los hombres consumir aproximadamente 3.7 litros de líquidos por día, y a las mujeres 2.7 litros.

fatiga2.jpg

3. Dormir bien

Dormir adecuadamente puede aumentar los niveles de energía. Estos incrementan en las horas iniciales del sueño, especialmente en la regiones del cerebro que están activas durante las horas de vigilia.

fatiga3.jpg

4. Tener una rutina de ejercicios

El ejercicio puede aumentar los niveles de energía al incrementar los neurotransmisores, como dopamina, serotonina y norepinefrina, en el cerebro. También, hace que los músculos sean más fuertes y más eficientes, por lo que necesitan menos energía.

Algunas investigaciones han sugerido que sólo 20 minutos de actividad aeróbica baja a moderada, tres días a la semana, puede ayudar a las personas sedentarios a sentirse más energizadas.

fatiga4.jpg

QUÉ DICEN LOS USUARIOS