Especial

15 ideas que mejorarán tu vida

Para obtener el bienestar a veces es necesario hacer cambios radicales, pero en muchas ocasiones se trata sólo de hacer pequeños ajustes en la cotidianidad.
Redacción | GDA
01 Enero, 2017 | 09:00 hrs.

Para conseguir mayor bienestar a veces es necesario hacer cambios radicales, pero en muchas ocasiones se trata sólo de hacer pequeños ajustes en la cotidianidad. Te presentamos algunos consejos para vivir un vida plena.

1. Reinventarse cada día. El maquillador profesional, cool hunter y motor de TFR Studio (Nombre), opina que como no todos los días amanecemos con el mismo humor, vale la pena reinventarse. "Yo recomiendo que diariamente creemos un personaje cool de nosotros mismos. Elige una tendencia de ropa de acuerdo al estado de ánimo, siempre manteniendo una actitud positiva e impecable".

2. Leer más. Este hábito es una actividad gratificante para el ánimo y la inteligencia. Y quien no lo tiene, está a tiempo de experimentar una actividad tan relajante como entretenida. "El ejercicio de la lectura no sólo es una forma de distracción, una pausa en el agite cotidiano, sino además, una manera de enriquecer el conocimiento, las emociones y la imaginación", afirma Luis Yslas, editor de Lugar Común.

3. Realizar yoga. Pierina Mariño, instructora de la Fundación El Arte de Vivir, recomienda hacer algunas posturas de yoga diariamente: "Sólo cinco saludos al sol o 10 minutos al día de algunas asanas te pueden dar la carga energética que necesitas para estar más dinámico". Además, ofrece otro consejo para no desperdiciar la energía interna: "Sólo relájate y suelta. Nota cómo tu cuerpo se tensa y pierdes tanto ánimo discutiendo o pensando que discutes. En las actividades del día a día, siempre habrá algún dilema. No hay alternativa, Acéptalo.

4. Establecer prioridades. Gretchen Rubin, autora de The Happiness Project, recomienda proponerse hacer a primera hora del día esa diligencia que nos cuesta más, para no usar otras tareas como excusa y enfocarse en la sensación de tranquilidad que se sentirá una vez que la tarea esté lista.

5. Cuidarse todos los días. Para la nutriologa Granya González, la clave para tener una vida mejor es atenderse y cuidarse cada día. "Dedicarme unas horas de sueño, relajarme, cuidar mi alimentación, hacer ejercicio y, sobre todo, respirar", aconseja la especialista. "Cuatro o cinco veces al día hago respiraciones profundas y, al llenarme de oxígeno, me calmo y soy más creativa", dice sobre lo que considera es su secreto para mantenerse llena de vitalidad.

6.Practicar la espontaneidad. Para la psicóloga Victoria Tirro, las experiencias que vamos teniendo en la vida hacen que le atribuyamos mucha importancia al qué dirán. "Empezamos a desdibujarnos", señala. "Una mirada auténtica, algo infantil, ayuda a estar en tiempo presente, a contactar con nuestras emociones y deleitarnos en la forma en que se presenta la vida”, sostiene la psicóloga.

7. Dibujar. Esta actividad tiene muchos beneficios para nuestra salud física y mental, y deberíamos hacerlo más a menudo", explica Cristal Palacios Yumar, psicóloga y arteterapeuta. "Cuando dibujamos (o moldeamos plastilina), nuestra respiración se estabiliza, baja nuestra frecuencia cardíaca, los músculos se destensan y nos concentramos en una actividad placentera y relajante.

8. Detenerse y saborear el momento presente. "Vivimos con la cabeza en el pasado y en el futuro, y nos perdemos el presente. Así no disfrutamos lo que realmente estamos viviendo", explica Josefina Blanco, psicóloga especializada en la autorregulación de la atención hacia la experiencia del presente.

"Mi sugerencia es muy simple: comenzar por sentir el agua de la ducha recorrer la piel al bañarse, dejar de planificar la agenda del día en ese momento y más bien percatarse de los olores, sensaciones, colores, temperatura. Así se calma la mente, se disfruta y se relaja", recomienda Blanco.

9. Ser generoso. Joan Borysenko explica que quienes ayudan a otros sienten una sensación de dicha, una energía expansiva y alegre que hace agradecer la existencia. Además, afirma que al ocuparse de otra persona en lugar de pensar sólo en uno mismo los dolores físicos disminuyen porque el cuerpo libera endorfinas.

"También produce otros cambios hormonales que reducen el estrés, refuerzan el sistema inmunitario y protegen el corazón", indica. Borysenko explica que esa buena sensación ­incluso euforia­ que se siente luego de realizar una buena acción, acaba por transformarse en una sensación más duradera de calma y satisfacción.

10.  Aprovechar las pausas obligadas. "Prepárate para disfrutar los tiempos muertos que de repente aparecen, en la sala de espera o en una cola, y escucha música que te guste o lee un libro. Si no tienes ninguno de estos recursos, relájate y viaja al pasado a algún momento de tu vida en que disfrutaste mucho y vuelvelo a vivir con todos los detalles, o visualiza positivamente hacia el futuro". Esta es una de las 14 claves para ser más feliz que enumera Menahem Belilty, risólogo, life coach, y autor de los libros Risoterapia.

11. Aceptarse a sí mismo. Action for Happiness es un movimiento que forma parte de la organización británica The Young Foundation, y su objetivo es construir una sociedad más feliz. En su página web comparten datos y recomendaciones para una vida más plena y una de las acciones que recomiendan es sentirse cómodo con uno mismo. "Nadie es perfecto, sin embargo, frecuentemente comparamos nuestro interior con el lado externo de los demás".

Concentrarse en la autocrítica y en pensar que no se es lo suficientemente bueno es un camino seguro a la infelicidad.

12. Reunirse con la familia, a propósito. "Para tener una vida mejor debemos garantizar que las actividades que llevemos a cabo y las relaciones que mantengamos estén equilibradas en cuanto a significado y disfrute. En estos tiempos vertiginosos, concretar un encuentro familiar es casi una proeza", indica Katerina Rojas, coach de bienestar.

Reunir a la familia con un sentido, para compartir información de bienestar o para colaborar por una causa, le dará a la convocatoria un atractivo intangible y poderoso", sugiere  Katerina Rojas.

13. Empoderarse de la intimidad. "La sexualidad es la sumatoria de los distintos factores anatómicos, fisiológicos, psicológicos, sociales y afectivos que dan conformación al sexo de cada individuo. Es más que lo que tú haces con otra persona sexualmente. Es saber quién eres tú y qué debes tomar el control conociéndote, explorando y aprendiendo cada una de las sensaciones que se producen en ti", señala la psicoterapeuta de pareja y familia Yumary Guerra.

"Es imposible alcanzar un orgasmo o satisfacción plena sin aceptarse y reconocerse como un ser sexual capaz de recibir y dar placer; principalmente un ser sexual con la capacidad de proveerse placer a sí mismo", aconseja la psicoterapeuta.

14. Agradecer lo que se tiene. "Al desviar el cauce de nuestros pensamientos habituales, podemos replantear algo malo como bueno y hacer que las cosas buenas sean aun mejores", dice en su libro Vida positiva, la autora Barbara Fredrickson, quien ha centrado sus investigaciones en las emociones positivas.

"Podemos tomar aspectos de la cotidianidad que parecen ocultos o demasiado mundanos y verlos como verdaderos regalos que debemos valorar", asegura Fredrickson. También afirma que estos beneficios pueden ser aún mayores en nuestras relaciones personales.

"Cuando reconocemos y apreciamos verdaderamente la amabilidad de alguien, nos sentimos agradecidos. Cuando expresamos nuestra gratitud con acciones o palabras, no sólo potenciamos nuestra propia positividad sino la del otro", afirma Barbara.

15. Haz un diario. Autores de Psicología Positiva recomiendan llevar un diario ­escrito o mental­ en el que cada noche reconozcamos tres (o más) cosas buenas del día que acaba de terminar, y aseguran que esto influirá notoriamente en nuestros niveles de bienestar.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS