Especial

¿Qué es la menstruación vegana?

La filosofía de las mujeres veganas va más allá de la alimentación, así es cómo la aplican durante su periodo
Redacción | El Universal
11 Enero, 2018 | 09:41 hrs.

Ser vegano es una filosofía de vida que va más allá de la alimentación. Este práctica, incluso, alcanza al campo de la salud, donde se busca dar una solución efectiva a dolores o malestares físicos de manera natural, sin recurrir al consumo de fármacos.

En el caso de las mujeres, quienes tienen un cuidado natural durante la menstruación, emplean métodos como la copa menstrual o compresas de tela debido a su carácter ecológico y reciclable, señala la plataforma Wikiveggie. Otra opción, recomendada por el Ayuntamiento de Manresa, es el uso de esponjas marinas, cuyo funcionamiento es similar al de los tampones, pero éstas no se tiran, de acuerdo con la revista Grazia.

“Cuando decides vivir de un modo vegano, te resulta importante llevarlo a cada aspecto de tu vida, y la menstruación es uno de ellos”, explican desde La Mandrágora, la asociación gastronómica vegana de Valencia.

Los grupos veganos más apegados, al reducir o evitar el consumo de fármacos, recomiendan para calmar el dolor asociado con la menstruación, consumir infusiones calientes, especialmente de canela, manzanilla y orégano. Además de baños o aplicarse bolsas de agua caliente.

“Tratar el dolor que provoca la regla con ácidos grasos omega 3 y antioxidantes puede producir una mejoría, pero no en todas las pacientes. Además, no los aconsejaría en aquellas con mucho sangrado o con dolores muy fuertes o prolongados”, afirma a The Huffington Post el doctor Pascual García Alfaro, ginecólogo del Centro de Salud de la Mujer Dexeus.

Wikiveggie señala que los cambios físicos, como flaqueza o debilidad, que aparecen durante este periodo una vez iniciado el veganismo son normales, puesto que eso mismo ocurriría con cualquier otro cambio en la alimentación. Aunque, aseguran, que al pasarse al veganismo las mujeres experimentan una disminución del dolor menstrual y regularización de su ciclo.

Asegura, además, que la sangre menstrual es un fertilizante natural para las plantas, por lo que regarla evitará comprar fertilizantes químicos que “afecten a bichitos”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS