Especial

¿Cómo elegir un método anticonceptivo?

Antes de iniciar cualquier método anticonceptivo deberás tomar en cuenta algunas consideraciones
Rocío Mundo | El Universal
09 Febrero, 2018 | 10:00 hrs.

Existen muchas opciones a la hora de prevenir un embarazo; desde pastillas anticonceptivas hasta procedimientos quirúrgicos dependiendo tu edad, peso y estado de salud. Pero, ¿sabes cuál es método anticonceptivo que más se adapta a tus necesidades?

Antes de empezar a usar alguno, además de acudir con un ginecólogo, deberás tomar en cuenta el tiempo en que planeas tener un embarazo, si podrás recordar la ingesta de una píldora todos los días o padeces algún tipo de enfermedad.

Tras estas consideraciones, señala el ginecólogo David Zárate Saenz, es importante conocer los efectos adversos y contraindicaciones de cada método para así evitar futuras complicaciones a la salud, como la aparición de coágulos en cabeza y piernas.

Métodos de acción prolongada

Si no estás buscando un embarazo en los próximos tres años, los anticonceptivos de acción prolongada, como DIU e implante subdérmico, son los métodos más convenientes.

Esto debido a que su efectividad es de tres a cinco años, por lo que el embarazo ocurre en menos de una de cada 100 mujeres. El único inconveniente es, que a diferencia de los preservativos, no evitan el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Planificación hormonal

Para Zárate Saenz otro punto determinante es el tiempo en que se quiere usar un método anticonceptivo, así como el estado de salud de la persona.

Por ello, los anticonceptivos hormonales que contienen estrógeno no son seguros para algunas mujeres.

Entre ellas se encuentran las mujeres mayores de 35 años y que fuman cigarros, debido a que tienen más probabilidades de sufrir infartos y accidentes cerebrovasculares.

Tampoco es recomendable para aquellas que tienen antecedentes de coagulopatía, pues se corre el riesgo de la formación de coágulos en cabeza o piernas, ni en aquellas que padecen alguna enfermedad como lupus, lo que podría desencadenar una mayor activación de ésta.

Señala que, a diferencia de lo que se comúnmente se piensa, los métodos anticonceptivos hormonales no producen infertilidad. Aunque si se toman de manera inadecuada o se automedica pueden generar aumento de peso, granos y complicaciones tan graves como los coágulos.