Captura

Científicos afirman que el sadomasoquismo es saludable

Estudio demuestra que los practicantes del sadomasoquismo tienen mejor salud mental
Redacción | El Universal
21 Febrero, 2018 | 17:40 hrs.

La Real Academia Española define al sadomasoquismo como “una perversión sexual de quien goza causando y recibiendo humillación y dolor”. A lo largo del tiempo, este tema ha sido tratado como un tabú en la sociedad.

Sin embargo un estudio realizado por especialistas de la Idaho State University,  cuyos resultados han sido publicados por el Journal of Positive Sexuallity, demuestran que el sadomasoquismo es una forma de ocio psicológicamente saludable que se puede comparar con practicar deportes como golf, natación o asistir a conciertos y actividades culturales.

Para la investigación se contó con la participación de 935 personas de entre 18 y 78 años, todos practicantes del sadomasoquismo. Los resultados arrojaron que un 90% de estos participantes reconoció que esta práctica les hace sentirse más libres, el 99% admitió que les aporta placer y para el 90% era una forma de expresarse. Además el 91% declaró que les reducía el estrés y les reportaba emociones positivas.

Además el estudio arrojó que las personas practicantes del sadomasoquismo suelen tener mejor salud mental que los no practicantes.

El estudio también demostró que el sadomasoquismo para las personas que lo practican no consideran relevante el dominar o ser dominados. En realidad solo es una forma de jugar, de liberar estrés y sólo lo ven como un hobby.

Tras estos resultados, los investigadores consideran que el sadomasoquismo debería de dejar de ser una práctica socialmente estigmatizada ya que, para muchas de las personas que lo practican es una afición que les proporciona beneficios psicológicos y emocionalmente similares a los que otras personas obtienen practicando deporte.

Sin embargo, también advierten que los resultados no significan que esta práctica sea “buena” para cualquier persona. En realidad es como cualquier afición en la vida, hay personas quienes lo disfrutan y otras tantas que no.

Los investigadores explican que el objetivo de este estudio no es que todas las personas practiquen sadomasoquismo a partir de los resultados, si no que se deje de mirar como unos depravados sexuales o pervertidos a quienes  lo practican.