Especial

7 cosas que debes saber sobre el cáncer testicular

Cuando es detectado de manera oportuna, la posibilidad de curación a través de cirugía, quimioterapia o radiación es del 87 al 99%
Rocío Mundo | El Universal
25 Enero, 2018 | 10:00 hrs.

El desarrollo de cáncer de testículos es uno de los padecimientos más comunes en hombres jóvenes. Esta neoplasia, indica el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se asocia con aproximadamente el 3% de las muertes por cáncer en varones.

Al igual que otros tipos de cánceres, cuando es detectado de manera oportuna y se inicia un tratamiento, la posibilidad de curación a través de cirugía, quimioterapia o radiación es del 87 al 99%.

1. ¿Qué lo causa?

José Fidel López García, urólogo oncólogo en el Hospital San José Querétaro, destaca que en la mayoría de los casos el origen del cáncer testicular está relacionado con problemas genéticos, en los que el testículo no logra descender a la bolsa escrotal.

Otra de las causas es el contacto con sustancias químicas. Históricamente, este padecimiento tiene su origen en Europa.

Aquí, detectaron por primera vez que aquellas personas que limpiaban chimeneas y quedaban con rastro de hollín en las regiones inguinales y testicular, tenían mayores probabilidades de desarrollarlo.

2. ¿Cómo identificarlo?

El especialista señala que los síntomas que pueden ser indicio de cáncer testicular son aumento en el tamaño de uno o más testículos, cambio en su consistencia, sensación de pesadez y dolor aunque este malestar sólo está presente en el 10% de los tumores cancerígenos.

3. ¿Quiénes son los más afectados?

Este padecimiento, uno de los más comunes en hombres, se presenta con mayor frecuencia entre los 15 y 35 años de edad. Aunque, asegura López García, en algunas ocasiones suele presentarse durante la infancia, especialmente a los dos años.

4. ¿Existen diferentes tipos?

Dentro de la estirpe histológica, los tumores cancerígenos se dividen en germinales y no germinales, siendo estos últimos los menos frecuentes.

Los tumores germinales, a su vez, se dividen en seminomas, con una frecuencia del 90%, y no seminomas, cuya agresividad es mayor, por lo responden mal a los tratamientos de quimioterapia o radiación.

5. ¿Cómo tratarlo?

Cuando el cáncer es detectado en etapas avanzadas, la expectativa de vida puede ser menor a seis meses de vida. Incluso, existe la posibilidad de que éste se propague a otras zonas del cuerpo.

“Las metástasis de testículo inicialmente se da en la región de ganglios, que está en la parte posterior del cuerpo. De ahí puede emigrar hacia el pulmón u otros órganos”, explica.

Una de las ventajas del cáncer testicular, sostiene, es que aún en estadios avanzados la respuesta al tratamiento, sea quimioterapia o radiación, es buena.

6. ¿Hay efectos secundarios del tratamiento?

El urólogo asegura que tanto la radiación como la quimioterapia pueden traer como consecuencia afectaciones a la fertilidad. Por ello, antes de iniciar cualquier tratamiento se da la opción de guardar espermatozoides.

“En la zona de ilíacos o aortoiliaca pasan los nervios encargados de la eyaculación. Muchas veces la infertilidad no es porque se dañe al testículo, sino porque se pierde la función de la eyaculación”,  la cual puede ser temporal.

7. ¿Cual es la forma de prevenirlo?

Es recomendable que desde lo 13 o 15 años los varones se autoexploren con la finalidad de detectar abscesos o crecimiento anormal.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS