Especial

4 métodos anticonceptivos que seguro usó tu abuela

Aunque estos métodos tienen altas probabilidades de eficacia, no protegen de enfermedades de transmisión sexual
Redacción | El Universal
11 Diciembre, 2017 | 11:00 hrs.

El parche, la inyección, el condón femenino, la píldora anticonceptiva, el implante subdérmico son sólo algunas de las opciones que tienes para evitar el embarazo.

Sin embargo, en los tiempos de tu abuela o bisabuela, el simple hecho de hablar de este tema ya era motivo de escándalo. Por ello, es normal que recurrieran a métodos anticonceptivos de los que ellas pudieran tener cierto control.

Si no tenías ni idea de cómo le hacían, te contamos un poco sobre tres métodos.

Método del ritmo

Este método anticonceptivo consiste en identificar el periodo fértil, a partir de los ciclos menstruales de la mujer. Su eficacia, de acuerdo con el Instituto Chileno de Medicina Reproductiva (ICMER), varía entre el nueve y 20%, por lo que mientras mejor sea utilizado, menor será el índice de fracaso.

¿Cómo identificar el periodo fértil?

  • Registrar en un calendario los días de las menstruaciones (desde el inicio hasta su término) durante seis ciclos.
  • Identificar el ciclo menstrual más corto y más largo.  Éste es el periodo comprendido entre el primer día de la menstruación y el que antecede al primer día del siguiente sangrado.
  • Una vez identificado el ciclo menstrual corto se restará 18 para obtener el primer día del periodo fértil. Mientras que al ciclo más largo se restará 11 para obtener el último día de fertilidad.

Este método, indica el Instituto, no es recomendable durante la lactancia, menarquía ­­­—aparición de la primera menstruación—, premenopausia y enfermedades crónicas debido a la irregularidad de los sangrados.

El ICMER exhorta:

  • Registrar de manera correcta el día en que se presenta la menstruación.
  • Contar adecuadamente los días entre el primer día del ciclo menstrual y el que antecede a éste, para tener un cálculo más correcto.
  • De acuerdo con el resultado obtenido mediante la fórmula, no tener relaciones sexuales durante el periodo fértil.
  • Cada seis meses volver a realizar el cálculo del periodo fértil.

bqw2q6_ceaa9jyb.png

Temperatura basal

Este método ayuda a predecir cuándo será el día de la ovulación mediante el seguimiento de los cambios en la temperatura corporal.

La temperatura corporal cambia ligeramente durante el ciclo menstrual. Es más baja en la primera parte del ciclo y aumenta mientras se ovula.

“Para la mayoría de las mujeres, la temperatura típica ante de la ovulación es de 35.5 grados centígrados a 36.6 grados centígrados. Después de ovular, sube a entre 36.1 grados centígrados y 37.2 grados centígrados”, señala la organización Planned Parenthood Federation of America.

¿Cómo se usa?

Para usar este método, se debe tomar la temperatura con un termómetro basal (que a diferencia de uno convencional, tiene la capacidad de medir de manera más precisa la temperatura) de la misma manera todos los días y registrarla en una tabla.

A media que se realiza el seguimiento, aparecerá un patrón que variará dependiendo de los cambios de humor, hábitos alimenticios y enfermedad.

Los días infértiles comenzarán después de que el aumento de la temperatura se ha mantenido durante, al menos, tres días y terminará cuando ésta descienda justo antes de que inicie el siguiente periodo menstrual.

patron_trifasico.png

Método del moco cervical

También llamado Método Billings, este método permite identificar el periodo infértil a través del moco cervical, secreción producida en el cuello uterino. Su índice de fracaso es de entre tres y 20%.

¿Cómo funciona?

Después del término de la menstruación comienza un periodo seco que dura entre dos y tres días. Posteriormente, aparece un moco inicialmente blancuzco, turbio y pegajoso que con el paso de los días se hace más claro y elástico.

El último día del moco con este aspecto se llama el día del ápice del moco. Esto significa que la ovulación ya ocurrió, o está ocurriendo dentro de más o menos 24 horas. En el cuarto día, después del día del ápice, comienza el período infértil que dura hasta la menstruación siguiente.

cervical_mucus1_400x400.jpg

Coito interrumpido

Este método anticonceptivo es tan efectivo como los preservativos masculinos, señala la Association of Reproductive Health Professional (ARHP).

Funciona siempre y cuando el semen no ingresa en la vagina de la mujer. Por lo que el hombre debe saber cuándo está a punto de eyacular y retirar el pene de la vagina de su pareja antes de que el fluido salga.

Sin embargo, si el coito interrumpido no es usado perfectamente cada vez, 18 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas cada año.

coitus-interruptus.jpg