Especial://pixabay

¿Sabes si tienes lagunas mentales?

La falta de sueño interfiere con la capacidad de codificar información y traducir la información visual
Redacción | El Universal
08 Febrero, 2018 | 11:00 hrs.

¿Después de haber pasado una mala noche, no recuerdas donde dejaste las llaves? ¿O te olvidas de realizar alguna tarea pendiente? Esto sucede debido a que la falta de sueño interrumpe la capacidad de las células cerebrales para comunicarse entre sí.

Un nuevo estudio, publicado en la revista Nature Medicine, encontró que la interrupción del sueño conduce a lapsos mentales temporales que afectan la memoria y la percepción visual.

"Descubrimos que matar de sueño al cuerpo también priva a las neuronas de la capacidad de funcionar adecuadamente. Esto lleva a lapsos cognitivos en la forma en que percibimos y reaccionamos al mundo que nos rodea", dijo Itzhak Fried, autor principal de la investigación y profesor de Neurocirugía  en la  Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de Tel Aviv.

El equipo internacional de científicos estudió a 12 personas, quienes se preparaban para someterse a cirugía para tratar su epilepsia. Como parte de las investigación, se les implantaron electrodos en cerebros con el fin de identificar el origen de sus ataques.

Los pacientes permanecieron despiertos toda la noche para acelerar el inicio de un episodio epiléptico y acortar su estadía en el hospital, debido a que la falta de sueño puede provocar convulsiones.

Los investigadores pidieron a cada participante categorizar una variedad de imágenes lo más rápido posible. A medida que estos respondían, los electrodos registraron el disparo de un total de casi mil 500 células cerebrales (de todos los participantes combinados).

Realizar la tarea se volvió más desafiante a medida que los pacientes se volvían más somnolientos, pues al disminuir la velocidad, sus células cerebrales también lo hacían.

"Nos fascinó observar cómo la privación del sueño amortiguaba la actividad de las células cerebrales. A diferencia de la reacción rápida habitual, las neuronas respondieron lentamente y sus transmisiones se prolongaron más de lo habitual", dijo Yuval Nir, de la Universidad de Tel Aviv.

La falta de sueño interfirió con la capacidad de las neuronas para codificar información y traducir la información visual al pensamiento consciente. El mismo fenómeno puede ocurrir cuando un conductor privado de sueño nota pasar a un peatón frente a su automóvil.

"El acto de  ver  al peatón se ralentiza en el cerebro cansado del conductor. Le lleva más tiempo a su cerebro registrar lo que está percibiendo", señaló Fried en un comunicado.

Los investigadores también descubrieron que las ondas cerebrales más lentas acompañaban la actividad celular inactiva en el lóbulo temporal y otras partes del cerebro.

"Este fenómeno sugiere que las regiones seleccionadas de los cerebros de los pacientes estaban dormitando, causando lapsos mentales, mientras que el resto del cerebro estaba despierto y funcionando como de costumbre", asegura Itzhak Fried.

En futuras investigaciones, Fried y sus colegas planean explorar más a fondo los beneficios del sueño y desentrañar el mecanismo responsable de los fallos celulares que preceden a los lapsos mentales.

La investigación también ha demostrado que los residentes de la escuela de Medicina que trabajan largos turnos sin dormir son más propensos a cometer errores en la atención del paciente.