Especial

¿Qué es el Síndrome de Estocolmo?

Es más común en personas ansiosas, temerosas y que se angustian fácilmente
Rocío Mundo | El Universal
19 Octubre, 2017 | 17:00 hrs.

El 23 de agosto de 1973, en un asalto a un banco en la ciudad sueca de Estocolmo, un presidiario llamado Jan Erik Olsson tomó como rehenes a cuatro de los empleados, exigió tres millones de coronas suecas, un vehículo y dos armas.

Así comenzaron las negociaciones entre ladrón y policía. Sin embargo, ante la sorpresa de todos, una de las rehenes, Kristin Ehnmark, formó un lazo emocional con Olsson, pues no sólo mostraba su miedo a una actuación policial, sino que llegó a resistirse a la idea de un posible rescate.

Durante el proceso judicial, los secuestrados mostraron desconfianza a testificar contra los que habían sido sus captores. Incluso vieron a la policía como un enemigo, en vez de un salvador.

Como consecuencia de aquel caso, el Síndrome de Estocolmo fue nombrado por primera vez por Nils Bejerot, profesor de Medicina, especializado en la investigación de adicciones.

Conocido también como Síndrome de Supervivencia de Identificación, este trastorno es un mecanismo de identificación inconsciente, “en el que la persona con toda la intención de defenderse termina por identificarse con el agresor, formando una relación de complicidad”, señala el psicólogo Pablo Guerrero Ibarguengoytia.

Este síndrome es más común en personas ansiosas, temerosas y que se angustian fácilmente. Además de en aquellas que estuvieron expuestas a situaciones de mucho estrés o de eventos traumáticos con anterioridad.

Para que el Síndrome de Estocolmo se pueda desarrollar, las personas deben encontrarse en una situación de sometimiento y lucha de poder por varios días o semanas en las que se ha llegado desarrollar mayor temor a la policía que a la víctima.

Señala, además, que una vez terminada esta situación de riesgo, la persona con Síndrome de Estocolmo podría desarrollar, más adelante, estrés postraumático.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS