Las situaciones de vida experimentadas a lo largo de los años con un partido político en el poder sí influyen a la hora de tomar una decisión. (Foto: Especial)

¿Los spots políticos de verdad influirán en tu voto?

Su función es fortalecer o apuntalar una decisión previamente tomada, exaltar la identidad de grupo y potenciar las emociones y deseos
Rocío Mundo | El Universal
10 Abril, 2018 | 10:30 hrs.

Con la finalidad de incidir en la decisión del electorado, cada seis años decenas de spots políticos invaden al país. Pero ¿de verdad los spots políticos influyen psicológicamente en el voto?

Su efectividad es cuestionada, debido a que desde el momento de recibir el mensaje hasta el día del voto se sucede un largo camino.

José Soto, psicólogo social y profesor de la Facultad de Psicología de la UNAM, afirma que la propaganda gubernamental difícilmente intervendrá en la opinión política de los ciudadanos.

Por el contrario, su función es fortalecer o apuntalar una decisión previamente tomada, exaltar la identidad de grupo y potenciar las emociones y deseos.

“Confiar demasiado en los spots publicitarios podría implicar un riesgo, sobre todo porque el éxito de una campaña política no radica solamente en la emisión de estos”.

Así, los factores que intervienen en la emisión del voto son edad y nivel educativo y cultural, pues a mayor información, señala, los mensajes emocionales no modificarán las actitudes.

Aclara, sin embargo, que las situaciones de vida experimentadas a lo largo de los años con un partido político en el poder sí influyen a la hora de tomar una decisión. Algo que también resta efectividad al uso retórico de los spots gubernamentales.

“Los partidos políticos confían ciegamente en la publicidad sin tener muy claro cuáles son sus efectos en el electorado. Aberradamente gastan millones de pesos en spots que quizá no sirven para nada”.

El académico explica que los mensajes racionales funcionan en públicos con una formación educativa sólida. Mientras que los afectivos en personas con bajo nivel educativo.

“Aunque los mensajes puedan ser muy racionales, si llegan a la persona que no simpatiza políticamente con el partido que está pagando esos mensajes difícilmente los va a aceptar”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS