Captura

5 exjugadores de la NFL que murieron por CTE

La encefalopatía traumática se genera a partir de repetidas lesiones en la cabeza
Redacción | El Universal
02 Febrero, 2018 | 17:05 hrs.

El futbol americano es el deporte más popular en Estados Unidos, por lo tanto, el Super Bowl es el evento del año. En la edición LI fue visto por 111 mil millones de espectadores  sólo en ese país. En México es el tercer deporte más popular, sólo por detrás del futbol y del baloncesto.

A pesar de las ganacias que este deporte deja, también existe un lado oscuro que la gente no conoce.

El doctor Bennet Omalu, neurólogo forense nigeriano, fue el primero en descubrir, en 2002, la encefalopatía traumática crónica (CTE) en el cerebro de un exjugador.

Esta enfermedad es una degeneración gradual de la función cerebral, se genera a partir de repetidas lesiones en la cabeza, que causan conmociones cerebrales.

Los síntomas de esta enfermedad se presentan a largo plazo y de manera lenta. Inicialmente, puede haber problemas de concentración y de memoria, con episodios de desorientación, confusión, mareos y dolor de cabeza.

La persona experimenta el retorno de estos signos, incluso sin sufrir una nueva lesión en la cabeza. A medida que este mal avanza, el comportamiento se vuelve más irregular, desde agresiones hasta síntomas similares a los del Párkinson.

Los procesos de pensamiento disminuyen considerablemente, incluyendo alteraciones de habla y la habilidad para caminar. La encefalopatía traumática crónica es progresiva y no se puede detener.  

En septiembre de 2016, el Centro Médico de Boston informó que de los 91 cerebros de exprofesionales estudiados, 87 sufrían CTE. Además, se demostró que mientras que la esperanza de vida de un hombre promedio en Estados Unidos es de 76 años, la de los jugadores de la NFL es de sólo 57 años. 

En 2008, la Universidad de Boston creó el primer banco de cerebros dedicado a buscar CTE en veteranos de la liga.

Estos son algunos casos.

1. Mike Webster, leyenda de Pittsburgh, cuatro veces campeón de la NFL y miembro del Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional, fue el primer jugador estudiado médicamente.

Los resultados arrojaron que durante sus 15 años de carrera, había recibido impactos en la cabeza que equivalían a 25 mil accidentes leves de tráfico. Las consecuencias para este atleta fueron fatales pues terminó demente, solo y alimentándose de barritas de chocolate y caramelos. A los 50 años murió de un ataque al corazón.

Gracias a la familia de Webster, el doctor Omalu pudo estudiar el cerebro del jugador, en el que encontró unas manchas raras, que significaban lesiones cerebrales nunca antes vistas.

maxresdefault_2.jpg

Terry Long, integrante también de los Steelers se suicidó bebiendo anticongelante a los 45 años. Después de estudiar su cerebro, se confirmó que sufría de CTE.

original-terry-long-embed-jpg-6e71d78c.jpg

Andre Waters, jugador de Filadelfia y Arizona se pegó un tiro en la boca a los 44 años, igual sufría de CTE.

img_5894-1.jpg

Justin Strzelczyk, de Pittsburgh, tan sólo tenía 36 años cuando empezó a “oír voces” como parte de la enfermedad de CTE. Fue a una gasolinera, le dio 3 mil dólares a un desconocido y gritó “corre, el mal está llegando”, se subió a su camioneta y la estrelló contra un depósito de ácido y murió.

maxresdefault_3.jpg

En 2011 Dave Duerson de 50 años se suicidó disparándose en el pecho en vez de en la cabeza. La razón la explicó en su carta de despedida: “estudien mi cerebro”. El mismo caso sucedió en 2012 con Junior Seau de 43 años.

dave-duerson-concussion-movie.jpg

¿Y Tom Brady?

El año pasado, Gisele Bündchen, esposa de Tom Brady declaró en una entrevista que su marido ha jugado partidos después de sufrir conmociones cerebrales, por lo que se mostró preocupada. Además, en los últimos días ha declarado que desea que Tom se retire ya de los emparrillados, pero no ha logrado convencerlo.

Las conmociones son un tema delicado dentro de este deporte, y a pesar de que los protocolos de seguridad han aumentado y los cascos cada día son más fuertes, los casos de conmoción no han disminuído.

Esta temporada se registraron 281 casos de conmoción en temporada regular en jugadores de la NFL, 38 más que la temporada pasada.

636428958548581123-27-colts16.172163.jpg

QUÉ DICEN LOS USUARIOS