La vacuna contra VPH puede aplicarse desde los 9 años. (Foto: Especial)

VPH provoca 99 por ciento de cáncer cervicouterino

La prevención es la mejor arma contra el VPH
Redacción I DPA
11 Junio, 2018 | 11:00 hrs.

En 2008 Nubia Muñoz fue nominada al Premio Nobel por haber dado a conocer la relación entre el Virus de Papiloma Humano y el cáncer de cuello cervicouterino. A pesar de no haber ganado, su descubrimiento ha salvado la vida de millones de personas a lo largo del mundo pues su trabajo sirvió para el desarrollo de una vacuna que protege contra las cepas cancerígenas del VPH.

Por esos mismos logros, le será otorgado en Madrid el Premio Fronteras del Conocimiento en Cooperación al Desarrollo de laFundación BBVA. En conferencia de prensa, donde habló del premio que está a punto de recibir también enfatizó sobre la importancia de la prevención del cáncer y del daño que los movimientos antivacunas hacen a la salud.

Y es que hay gente que asegura que aplicar la vacuna a las niñas las vuelve más promiscuas algo que la investigadora calificó como erróneo y señaló que toda mujer debería contar con esta protección. Hoy en día se sabe que el Virus del Papiloma Humano (VPH) puede causar distintos tipos de cáncer: el más conocido es de cuello de útero en las mujeres, pero también puede ser responsable del cáncer de ano, de pene o de garganta.

Se conocen más de un centenar de tipos de virus del papiloma humano, de los que una docena están relacionados con la aparición de enfermedades cancerígenas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El virus se transmite por contagio sexual y se asocia al 99 por ciento de los cánceres de cuello de útero, el 60% de los cánceres orofaríngeos, 91% cáncer de pene, 75% cáncer de vagina y el 69% de los cánceres de vulva.

Las vacunas existentes son muy eficaces para prevenir la infección por los tipos 16 y 18 del virus, causantes de aproximadamente el 70% de los cánceres de cuello de útero a nivel mundial. Sin embargo, su uso no está todavía muy extendido, debido sobre todo a su elevado coste.

Las mayores tasas de infección en mujeres se dan en África Subsahariana, América Latina y el Caribe, Europa del este y el sudeste Asiático, donde todavía es necesario ampliar las campañas de vacunación. En 2012 se registraron unas 266.000 muertes por cáncer de cuello de útero, la mayoría de ellas (el 85%) en los países menos desarrollados.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS