Cuando esto sucede, los cambios en el cuerpo a corto y largo plazo son exponenciales. (Foto: Pixabay)

¿Sabes cómo cambiará tu cuerpo si dejas de fumar?

Ocho horas después del último soplo, los niveles de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo se reducen a la mitad
Redacción | El Universal
11 Abril, 2018 | 09:42 hrs.

Dejar de fumar no es una decisión fácil. Menos dejar de hacerlo, pues de todos aquellos que se lo proponen sólo el 7% lo logra en su primer intento. Cuando esto sucede, sin embargo, los cambios en el cuerpo a corto y largo plazo son exponenciales.

El sitio web de The hearty soul señala lo que pasa en tu cuerpo cuando dejas de fumar y lo muestra en minutos, horas y días. A continuación te lo presentamos.

Dentro de los 20 minutos de terminar el último cigarrillo

La presión arterial baja a un nivel normal. El flujo sanguíneo y la circulación adecuada vuelven a la normalidad

8 horas después del último soplo

Los niveles de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo se reducen a la mitad. El oxígeno comienza a aumentar y ayuda a eliminar sustancias y bacterias dañinas.

48 horas más tarde

Las posibilidades de tener un ataque cardíaco se reducen. En esta etapa la nicotina se elimina por completo del cuerpo, mientras que el sentido del olfato y gusto comienzan a recuperarse.

Luego de 3 días

Los tubos bronquiales están menos tensos, por lo que la habilidad para respirar es más fácil.

2 semanas a 2 meses después

El sistema respiratorio se ha mejorado hasta en un 30%.

3 a 9 meses más tarde de haber dejado de fumar

Las tos, congestión y cualquier otro problema respiratorio ha disminuido. Las fibras en los tubos bronquiales comienzan a crecer nuevamente, lo que ayudará a aumentar la mucosidad y limpiar los pulmones de las bacterias.

En el primer año

El riesgo de ataque cardíaco se reduce.

5 años desde el último cigarro

El riesgo de un derrame cerebral se reduce. Ahora tiene las mismas probabilidades que un no fumador.

Ser no fumador durante 10 años

Las posibilidades de cáncer de pulmón han disminuido, pues los más de 30 químicos del cigarro se eliminaron totalmente del cuerpo humano.

15 años después de haber dejado de fumar

El riesgo de sufrir un ataque cardíaco es el mismo que el de aquellos que nunca han fumado.