El 80% de estas lesiones no requieren cirugía (Foto: Especial)

¿Qué problema llevó a Fox al quirófano durante su sexenio?

La hernia discal es común en personas con obesidad o con trabajos de gran exigencia física
Abigail Gómez |El Universal
14 Mayo, 2018 | 08:00 hrs.

Durante su sexenio, el ex presidente Vicente Fox tuvo que ausentarse durante algunos días del cargo debido a un problema de salud que lo obligó a ingresar a un quirófano. A pesar de requerir una intervención quirúrgica, no se trataba de un padecimiento grave y la cirugía era únicamente para disminuir el dolor que le provocaba un problema en la columna conocido como hernia discal, de acuerdo con información de La Jornada.

Pero, ¿qué es la hernia discal y qué puede provocarla? Para conocer un poco más sobre esta lesión, el traumatólogo y experto en lesiones deportivas, Víctor López Valerio, explica en entrevista más sobre este tema.

“La columna está formada por vértebras y entre cada una de estas hay un cartílago conocido como disco, el cual sirve comoamortiguador entre una vértebra y la otra. En ocasiones este disco se mueve de su lugar y cuando esto ocurre puede llegar a comprimir algún nervio de la médula espinal lo que genera dolor dependiendo de la vértebra en la que ocurra el desplazamiento del disco”, señala el traumatólogo.

El especialista también explica que en la columna tenemos distintos tipos de vértebras (cervicales, dorsales y lumbares) y el tipo de dolor y la gravedad de la lesión estará determinada por la vértebra en la que el disco se haya desplazado, ya que los efectos de este movimiento son diferentes dependiendo la vértebra en la que ocurra.

Algunos de los síntomas que pueden alertar a la gente sobre la posible presencia de una hernia discal son dolor en la zona, hormigueo, debilidad, así como adormecimiento en brazos y piernas.

A pesar de que es fácil de diagnosticar, el doctor expresa que mucha gente no acude con los expertos de manera inmediata sino que primero van con masajistas o “hueseros” lo que puede hacer que el daño avance por falta de atención especializada y por undiagnóstico tardío. “Si la hernia comprime los nervios durante mucho tiempo puede haber daños en la columna lo que provoca debilidad y con el paso del tiempo puede limitar el movimiento”, explica.

Con respecto al tratamiento, el traumatólogo comenta que, aunque una vez que se desvía el disco ya no regresa a su lugar, sí se puede lograr que el dolor y los síntomas desaparezcan con modificaciones higiénico-dietéticas y un poco de rehabilitación para fortalecer los músculos. En un 80% de los casos con estas medidas basta para que en, en algunos meses, los síntomas y el dolor desaparezcan por completo.

El otro 20% de las hernias, cuando la rehabilitación y el cambio de hábitos no es suficiente, puede requerir cirugía para ayudar a mejorar la condición del paciente aunque actualmente es más común la realización de un bloqueo epiduralel cual consiste en aplicar en la zona periférica de la lesión un medicamento antiinflamatorio que calma el dolor incluso por un periodo de hasta dos años.

El sobrepeso y la obesidad hacen que se ejerza mayor presión en los discos de la zona lumbar lo que puede provocar una hernia, también son propensas a este problema personas cuya profesión requiere una gran exigencia física. Por último, el experto señala que ni los accidentes ni las caídas puede provocar una hernia discal aunque sí pueden agravar alguna que ya existía y no había manifestado síntomas.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS