Especial/Redes

¿Qué necesitas para ser voluntario rescatista?

El objetivo de los rescatistas es encontrar personas con vida y localizar los cuerpos de las personas fallecidas
Alejandra Rodríguez |El Universal
20 Septiembre, 2017 | 15:29 hrs.

El voluntariado tras el sismo de este 19 de septiembre de 2017 fue la primera respuesta que tuvo la ciudadanía al saber que después de los derrumbes había gente atrapada entre los escombros. Sin embargo, la buena voluntad debe de ir acompañada de un equipo y ropa adecuada para no exponerse a los riesgos.

El objetivo de los rescatistas es encontrar personas con vida y localizar los cuerpos de las personas fallecidas. Si es la primera vez que te enfrentas a una situación así es necesario contar con lo siguiente:

1. Cubrebocas rígido con pinza para la nariz de uso industrial. El trapo azul con las dos ligas no protege a los rescatistas, los expone a gases y al exceso de polvo en la zona derrumbada.

2. Protección visual como googles o lentes de plástico.

3. Ropa de uso rudo, guantes de carnaza, casco, botas de casquillo y playeras gruesas de manga larga.

4. Acudir con palas, picos y alicates para cortar varillas y poder remover bloques de concreto.

5. Llevar material de curación, lámparas y agua.

Miguel Barrera Rocha, integrante y fundador de la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta, ha participado en búsqueda y rescate en los comunidades de Juchitán, Oaxaca afectadas por los derrumbes luego del sismo de hace dos semanas.

En su formación como paramédico y bombero ha capacitado gente para actuar en caso de fenómenos naturales, y hoy se ha sumado al equipo de voluntarios de la sociedad civil para localizar personas entre los edificios colapsados.

Lo más importante es ser pacientes y estar organizados, “las filas son necesarias para remover escombros de manera manual, así es como debe de proceder en lugares donde aún hay rastros de vida”, señala Miguel Barrera.

En edificios derrumbados y con derrames de químicos y gas como el laboratorio del grupo Cecon, ubicado en la calle de puebla 282, en la colonia Roma Norte 100 empleados vieron caer su recinto de laboral, el olor provocado por las sustancias derramadas incrementó el peligro entre los afectados.

Miguel Barrera recomienda que en casos como el laboratorio es necesario tomar leche antes y después de entrar a la zona siniestrada. “Es importante tener en cuenta que los turnos de rescate en zonas así deben de ser cortos, y bien organizados, permanecer mucho tiempo en el área puede intoxicar a los rescatistas”, advierte Miguel.

Es necesario estar familiarizado con el lenguaje de los rescatistas profesionales para no entorpecer las labores de búsqueda y rescate. Miguel Barrera señala que el puño cerrado es silencio, la palma abierta nos indica detener el movimiento, cuando dedo índice está arriba hay que continuar las labores sigamos trabajando y al tener las dos palmas juntas los rescatistas necesitan ayuda.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desde las 20:00 horas del martes 19 de septiembre recibió voluntarios en el Estadio Olímpico Universitario para ayudar en la labores de rescate, previo a realizar las labores en el terreno las personas que acudan recibirán una pequeña capacitación del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).

Hasta el momento sólo se pidieron voluntarios en el Estadio hasta las 5:00 am. Como voluntario es necesario seguir las indicaciones y no entorpecer el trabajo de las personas capacitadas.

El Ejército y la Marina han establecido en Plan DN-III-E en las zonas afectadas por el sismo. Se han desplegado 3 mil 428 efectivos militares, mujeres y hombres, así como 15 binomios canófilos, para la búsqueda de personas atrapadas entre los escombros. Sin embargo, los derrumbes son muchos y una mano voluntaria no está de más siempre y cuando se esté preparado y se sigan indicaciones de los rescatistas profesionales.