Las mujeres son más propensas a sentir esa baja de temperatura. (Foto: Especial)

¿Por qué hay gente que duerme tapada aunque haga calor?

En los humanos esa temperatura oscila entre los 36.5 y los 37.5 grados centígrados
Redacción | El Universal
09 Octubre, 2018 | 12:00 hrs.

Es verano, la temperatura por la noche no desciende tanto como para que el calor de tregua, estás en tu cama dispuesto a dormir pero el calor es casi insoportable. Aún así, a pesar de la temperatura, necesitas por lo menos una manta delgada que tape tu cuerpo.

Si eres de esas personas que, a pesar del calor, no puede dormir si su cuerpo no tiene algo con que cubrirse quizá es bueno que sepas que no eres un ser extraño ni de otro planeta, que a muchas personas les ocurre lo mismo que a ti y que la responsable de todo es la termodinámica.

En los humanos esa temperatura oscila entre los 36.5 y los 37.5 grados centígrados pero cuando vamos a dormir la temperatura de nuestro cuerpo desciende unas cuantas décimas de grado, tal como lo explicó a Verne el doctor Francisco Javier Puertas, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Sueño.

Aunque no se sabe a ciencia cierta cómo funciona este mecanismo o porque la temperatura corporal disminuye durante las primeras horas de sueño, el especialista señaló que tal reducción es la responsable de que el cuerpo se sienta frío a pesar de que en el exterior haga calor.

Es por eso que, para evitar que el poco calor que nuestro cuerpo produce en ese momento se escape, de manera automática las personas pueden buscar cubrirse por lo menos con una sábada.

Hay quienes incluso puede buscar edredones a pesar de el calor o quienes realmente no puede usar nada encima en un momento en que la temperatura se encuentre muy elevada.

Esto se debe a que cada organismo es diferente y la regulación de temperatura corporal puede depender factores como el sexo, la edad, el metabolismo de las personas. Hay quienes son más sensibles a estos cambios, por ejemplo, las mujeres.

Por su parte Alice Hoagland, directora del Centro de Desórdenes del Sueño de Rochester, explica en su artículo "¿Por qué necesitamos taparnos hasta en las noches más cálidas?", que durante nuestras últimas horas de sueño al cuerpo le cuesta más regular la temperatura por lo que inconscientemente podríamos sentir la necesidad de cubrirnos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS