El uso de una pasta de dientes especializada puede ayudar a disminuir los síntomas. (Foto: Especial)

¿Cómo saber si tienes sensibilidad dental?

Consumir cierto tipo de alimentos o una mala técnica de cepillado pueden causar este problema
Abigail Gómez |El Universal
12 Septiembre, 2018 | 14:30 hrs.

La sensibilidad dental es uno de los trastornos dentales más frecuentes, pero uno de los menos atendidos. Se estima que uno de cada dos mexicanos la padecen, según señaló en conferencia de prensa el doctor Gustavo Grajeda, cirujano dentista de GSK Consumer Healthcare México.

Este padecimiento se presenta cuando la capa más fuerte que recubre del diente, el esmalte, se daña o se desgasta y queda expuesta una capa interna conocida como dentina.

La dentina conecta con ciertas terminaciones nerviosas por lo que responde a estímulos externos generalmente produciendo dolor en la zona.

“Cuando una persona experimenta dolor o un “pinchazo” en los dientes al consumir alimentos ácidos, comidas muy calientes o muy frías, durante el cepillado o al hablar (debido al contacto de los dientes con el aire frío), se trata de señales que indican la presencia de sensibilidad dental”, expresó el especialista.

Para un diagnóstico acertado es necesario recurrir con el especialista debido a que existen diferentes grados de sensibilidad y él debe determinar el grado así como el tratamiento de acuerdo con las necesidades del paciente.

En sus inicios, puede bastar el uso de una pasta dental especial para sensibilidad dental ya que brinda protección especial al diente y a las encías, en un grado más avanzado el dentista podría recomendar aplicación de flúor directo sobre la dentadura.

En sus estados más avanzados, cuando los demás tratamientos no dan resultados y la calidad de vida del paciente se ve afectada por el dolor constante, es posible que requiera cirugía periodontal e incluso laextracción de las piezas afectadas, de acuerdo con un estudio sobre el tema publicado en la revista Scielo.

Algunos factores que la producen son el consumo de alimentos y bebidas que son muy ácidos, un cepillado excesivo y con demasiada fuerza, someterse a tratamientos de blanqueamiento dental, trastornos alimenticios como la bulimia así como trastornos gástricos como el reflujo, comentó el dentista.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS