Especial

¿Cada cuánto tiempo debes cambiar de esponja?

Cada vez que la esponja de baño se humedece y no se seca de manera correcta las bacterias se reproducen
Redacción | El Universal
05 Febrero, 2018 | 09:00 hrs.

Tallarse la piel con una esponja parece ser una práctica muy saludable, sin embargo, un estudio publicado en la Journal of Clinical Microbiology, sostiene que este accesorio de baño puede albergar una amplia gama de especies bacterianas.

¿Qué harías si supieras que aquello con lo que limpias y cuidas tu piel es un caldo de cultivo idóneo para las bacterias?

Existen esponjas vegetales de fibra natural que arrastran las células muertas de la piel, las cuales se enredan y acumulan en todos los espacios y grietas de su matriz fibrosa.

El mayor problema de gérmenes y bacterias en la esponja de baño ocurre cuando la dejas colgada en la ducha hasta la próxima vez que se utilice.

La investigación señala que al exponer la esponja a un ambiente caliente y húmedo se genera el entorno perfecto para que las bacterias crezcan en ella.

Cada vez que la esponja de baño se humedece y no se seca de manera correcta las bacterias se reproducen.

Una de las bacterias que se detectó durante es estudio de las esponjas de baño es la Staphylococcus, responsable de muchas infecciones.

Según el estudio, las recomendaciones para evitar la esponja de baño sea un cultivo de germes son:

1. Que sea de uso personal y bajo ninguna circunstancia se utilice  por más de una persona.

1. Reemplazarla con frecuencia, como mínimo cada dos o tres semanas para el tipo natural y cada dos meses si es una de plástico.  Pero se debe hacer antes de este tiempo si han aparecido manchas de moho o que ha cambiado de color u olor.

2. No dejarla en la regadera para que dure el máximo tiempo posible, evitar un ambiente de humedad y dejar que la esponja se seque en un lugar ventilado.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS