La bacteria ingresó a través de la herida de la mujer. (Foto: Especial)

Bacteria "devora" pierna de una mujer tras pincharse con un rosal

Los doctores identificaron como clostridium septicum a la bacteria responsable de los necrosis
Redacción | El Universal
12 Septiembre, 2018 | 14:00 hrs.

***Advertencia: Esta nota contiene imágenes que pueden dañar la sensibilidad de los lectores.

Julie es una estadounidense que tuvo un pequeño accidente mientras se encontraba en su jardín cuidando sus rosales.En un momento de descuido se pinchó la cadera con uno de los rosales y fue ahí donde comenzó la pesadilla, de acuerdo con información del diario británicoThe Mirror.

Al principio no le dio importancia, pero pocos días después la herida comenzó a empeorar lo que la llevó a ser internada de emergencia. Fue ahí donde los médicos determinaron que había contraído una bacteria carnívora que estaba devorando su piel.

Los doctores identificaron como clostridium septicum a la bacteria responsable de los daños en la pierna de Julie y señalaron que esta había ingresado a través de la herida que la mujer se había hecho en su jardín.

Para salvar su vida, los especialistas realizaron una cirugía de emergencia, pues la bacteria ya había causado necrosis en su pierna.

De acuerdo con un estudio de la Revista Médica de Costa Rica y Centroaméricalo que le ocurrió a Julie es clasificado como gangrena gaseosa y se trata de la forma más letal de las llamadas Infecciones Graves en los Tejidos Blandos (IGTB).

“Las Infecciones Graves de los Tejidos Blandos abarcan un conjunto heterogéneo de infecciones bacterianas o fúngicas con una incidencia creciente, que en algunos entornos representa hasta el 10% de la patología quirúrgica urgente”, señala el artículo.

Los únicos responsables de la gangrena gaseosa son las bacterias del género clostridium (C.perfringens, C.septicum, C. novyi), tal como la que atacó a Julie. La forma más común de contraerlas es por medio de una herida y también en posoperatorios.

La bacteria suele entrar por los tejidos subcutáneos de una herida principalmente en zonas como el perineo, la región glútea, las extremidades inferiores y la pared abdominal.

Aunque los médicos señalaron que era poco probable que Julie sobreviviera, fue una de las pocas afortunadas que pudo vivir. Los especialistas explicaron que la bacteria que termina con la vida de las personas en un 97%.

Sin embargo, a pesar de estar con vida, las secuelas son considerables pues perdió parte del glúteo derecho y de la cadera, dice The Mirror.

"Normalmente las personas que están sanas pueden combatirlo. Es muy raro que entré al cuerpo y ataque pero yo tenía las defensas bajas en ese momento"; declaró la mujer al portal. 

pierna_devorada.jpg

QUÉ DICEN LOS USUARIOS