Este estado fisiológico depende de la sensibilidad de la persona y de la cantidad de azúcares que se hayan consumido. (Foto: Especial)

¿Qué es la marea alcalina?

Este estado fisiológico que ocurre después de consumir alimentos, sobre todo, cuando se trata de comidas abundantes
Rocío Mundo | El Universal
10 Octubre, 2018 | 14:35 hrs.

 

El diputado de Morena, Manuel Huerta Martínez, captado dos veces dormido en su curul, dijo que este comportamiento ocurre por la "marea alcalina" que se produce después de comer, de acuerdo con información de El Universal.

Es una cuestión fisiológica, es normal y ocurre después de comer, es por la marea alcalina”, se justificó el legislador. 

¿Qué es la marea alcalina a la que se refiere el diputado? Esta sensación de pesadez tras comer se denomina marea alcalina, sueño postprandial o como el “mal del puerco”, y es una condición natural del cuerpo humano.

De acuerdo con Mónica Méndez Díaz, doctora del departamento de Fisiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el “mal del puerco” es una denominación común del estado fisiológico que ocurre después de consumir alimentos, sobre todo, cuando se trata de comidas abundantes.

"Independientemente del tipo de alimentos que consumamos, nuestro organismo se encarga de metabolizarlos para obtener nutrientes. Estos hacen que nuestro metabolismo cambie porque se absorben a través de la sangre y, además, envían señales al cerebro. La manera de responder de las células es parando la ingestión de alimentos porque ya estamos satisfechos, en consecuencia nos da este estado de somnolencia”, afirma Méndez.

Ante esto, señala, es normal presentar sueño, pesadez, cansancio y, en algunas ocasiones, disminución de la concentración hasta por dos horas, aunque la duración de este estado fisiológico depende de la sensibilidad de la persona y de la cantidad de azúcares que se hayan consumido.

“Surge porque las células del hipotálamo –núcleo dentro del cerebro encargado de regular la ingesta de alimentos– tensan la cantidad de azúcar o de glucosa que tenemos en la sangre después de comer. Estas células cesan su actividad de forma natural y al hacerlo inhiben la actividad de las células que nos mantienen despiertos”.

Al ser una condición natural, explica, se dejan de secretar las sustancias que dan vigilia, “pues la fisiología nos está diciendo que es buen momento para aprovechar y echarnos una pestañita de 15 a 30 minutos máximo”, dice la especialista.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS