Empresas como Google van a la vanguardia en cuanto a siestas para sus empleados. (Foto: Especial)

¿Por qué deberías tomar una siesta en el trabajo?

Empresas que implementaron espacios para siestas cortas aumentaron su productividad
Janina Marcano Fermín | El Mercurio
11 Mayo, 2018 | 09:00 hrs.

Asociado a una mejora en la productividad y al bienestar, cada vez es más común encontrar compañías que permiten a sus empleados dormir unos minutos a media tarde. Dormir en el trabajo es algo que podría sonar absurdo. Sin embargo, diversas empresas en el mundo lo están considerando cuando se trata de la siesta.

La compañía de helados estadounidense Ben & Jerry's ya había tomado la delantera hace más de 10 años, cuando diseñó un espacio para que sus trabajadores durmieran unos 20 minutos al día. Sin embargo, otras corporaciones como Google, Uber y Nike se sumaron a esta tendencia, conocida como "power nap" (siesta energizante).

"Esto fue extremadamente novedoso hace 10 años. Ahora se ha convertido casi en un símbolo de bienestar en otras empresas y la gente está orgullosa de eso", comenta a El Mercurio Laura Peterson, gerenta de comunicaciones de Ben & Jerry's.

"Hay un límite de 20 minutos para usar nuestra sala y algunas personas traen sus almohadas. Tener este lugar es una gran ventaja, porque se cree que dormir la siesta es tan saludable como la meditación o el ejercicio", agrega.

En las oficinas de Google México también cuentan con dos pequeñas habitaciones, cada una con cama, almohada y frazada."Fueron diseñadas para salir de la rutina y apoyar a los googlers (trabajadores de Google) en llevar una vida balanceada. Son un espacio para recargar energía, se apartan por calendario y por períodos de 30 minutos", comenta a El Mercurio Andrea Lobato, de Google México.

La empresa argentina Arredo, especialista en decoración, también alienta a sus empleados a tomar la siesta en una habitación silenciosa. Los siestarios, como se les suele llamar, fueron instalados en esta compañía hace tres años como parte del Proyecto Dormir, el cual apuntaba a revalorizar socialmente la importancia del buen descanso.

Pero es el impacto en la productividad lo que estaría haciendo que algunas compañías revisen sus actitudes hacia la siesta, dice a El Mercurio Maura Thomas, conferencista estadounidense y autora del libro "Personal Productivity Secrets" (Secretos de Productividad Personal).

"El sueño y la productividad parecen ponerse de acuerdo. En algunos campos, las personas se jactan de lo poco que duermen. Pero ese pensamiento podría estar cambiando. Los informes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dejan claro que nuestra falta colectiva de sueño es peligrosa para la salud y la productividad, porque afecta más a la parte del cerebro(corteza prefrontal) que es responsable de las habilidades mentales relacionadas con el liderazgo", comenta Thomas.

Una siesta puede ayudar a bajar la presión arterial y mejorar el rendimiento cognitivo, asegura el doctor Pablo Brockman, médico somnólogo del Centro de Sueño de la Red de Salud UC Christus. "Hay estudios que demuestran que las cosas se memorizan mejor según la calidad de sueño". Sin embargo, agrega el especialista, la siesta nunca debe reemplazar al descanso nocturno. "Es el momento donde tenemos mayores conexiones neurológicas. Nunca se debe caer en la tentación de descansar mal en la noche para dormir al día siguiente en el trabajo".

A pesar de ser una tendencia en aumento, asegura Thomas, dormir siesta durante la jornada laboral sigue siendo algo raro, pero que está en vías a cambiar. "Los líderes son escépticos y los trabajadores temen ser vistos como improductivos o flojos. Probablemente, esto seguirá siendo una práctica que solo aceptarán las empresas con mayor visión de futuro", comenta.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS