Existen muchos tipos de endulcorantes artificiales entre los que puedes elegir (Especial)

¿Conoces los tipos de sustitutos de azúcar?

Son una solución para aquellas personas que no deben o no desean consumir azúcar
Gabriela Noriega Orvañanos | El Universal
07 Marzo, 2018 | 10:16 hrs.

Dada la incidencia de sobrepeso, obesidad y diabetes, la popularidad de los edulcorantes artificiales o sustitutos de azúcar se ha ido incrementando en un sinfín de productos, formas, variedades y marcas.

Estos compuestos tienen su beneficio al ser notablemente más dulces que el azúcar común (sacarosa), por lo que al consumirlos se puede obtener una disminución importante del contenido energético en una gran variedad de productos.

Son una solución que la ciencia ha descubierto para permitir el consumo de alimentos dulces para aquellas personas que no deben o no desean consumir azúcar.

Existen dos tipos edulcorantes: los tradicionales, naturales o nutritivos y los artificiales o no nutritivos.

Edulcorantes tradicionales, naturales o nutritivos

Sacarosa: se refiere al azúcar común. Se extrae habitualmente de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera. Fue el único edulcorante consumido universalmente hasta mediados del siglo XX.

Fructosa: es el azúcar responsable del sabor dulce de las frutas y en la actualidad se la obtiene para su comercialización a partir del almidón de maíz. También forma parte del llamado jarabe de alta fructosa; este jarabe se utiliza en numerosos productos alimenticios y es una combinación de fructosa y dextrosa, que es un azúcar derivado del maíz.

La fructosa es 1,5 veces más dulce que el azúcar común, por lo cual, si bien tiene el mismo valor calórico que ésta, se requieren cantidades menores para lograr el mismo grado de dulzor.

Azúcares alcohólicos: químicamente tienen la función de alcohol, pero no contienen etanol, que es el alcohol que forma parte de las bebidas alcohólicas. Todos proporcionan 4 kilocalorías por gramo pero solamente el xilitol tiene el mismo poder edulcorante que el azúcar.

Estas sustancias son fermentables y tienen la propiedad de atraer agua, por lo cual pueden provocar meteorismo, gases o diarrea acuosa si se consumen en exceso. Suelen utilizarse en golosinas, generalmente rotuladas como aptas para diabéticos.

Existen otros edulcorantes como el Sorbitol, el Militol y el Manitol que elevan en menor cantidad la glucosa en la sangre en comparación a la sacarosa u otros azúcares. Proveen de dos a tres calorías por gramo.

Están permitidos, no obstante, al consumirse en cantidades importantes pueden causar diarreas y malestar estomacal.

Otros edulcorantes nutritivos son la miel de abeja, el jarabe de maíz, la melaza, el piloncillo, la dextrosa y la maltosa.

Edulcorantes artificiales o no nutritivos

En este grupo encontramos a la sacarina, la sucralosa, el acesulfame K, el ciclamato, el aspartame y el estevia. Todos son más de cien veces más dulces que el azúcar común, y todos están aprobados por la Secretaría de Salud.

Este espacio informativo es muy reducido para cubrir a fondo las características de cada uno, por lo que me limito a dar las siguientes recomendaciones generales:

• Considero benéfico el consumo moderado de los edulcorantes artificiales (y los productos que los contienen) en los casos de pacientes con diabetes, y por supuesto, como un apoyo en el manejo de la obesidad; sin embargo, hablando de individuos sanos, considero innecesario el consumo de estos aditivos, especialmente por niños y mujeres embarazadas o en período de lactancia, pues estas 3 etapas requieren incluso de ingestas aumentadas de energía.

• La investigación científica en cuanto a nuevos edulcorantes artificiales seguirá adelante; mientras tanto, tenemos una alternativa más sana a nuestro alcance: consumamos el azúcar con moderación. La tendencia en el consumo de edulcorantes artificiales va a seguir adelante mientras no haya una educación en nutrición eficaz y al alcance de todos en donde se inste al público a llevar buenos hábitos de alimentación, en donde la sacarosa (azúcar común) forme parte de una dieta recomendable, sana y equilibrada, y cuya base sean los alimentos naturales.

 

Gabriela Noriega Orvañanos
Nutrióloga
Especialista en Nutrición Clínica y Nutrigenética
Email: [email protected]
Teléfono: 0445547685889

QUÉ DICEN LOS USUARIOS